«

Bares de Cruising Gay en Berlín

En otras ocasiones hemos hablado de la activa vida gay de Berlín y nos hemos sorprendido de la poca cantidad de saunas que alberga la capital alemana. Sin embargo, parece que se debe a una cuestión de gustos por parte de los locales, ya que existen locales y zonas de cruising gay por doquier. El número de bares de cruising gay en Berlín es, simplemente, impresionante. Algunos llevan décadas abiertos y siguen siendo populares, otros, de más reciente creación, mezclan el concepto de bar de cruising gay con el de bar nocturno, por lo tarde que cierran y porque en muchos de ellos se baila. Los berlineses incluso, parecen haber inventado un nuevo concepto: ¡la discoteca de cruising gay! A continuación os presentamos los locales y bares de cruising gay de Berlín imprescindibles.

 

Mutschmann’s


Si buscas un bar de cruising gay en Berlín que rezume solera y cierto regusto a aquellos bares que décadas atrás se llenaban hasta la bandera de gays luciendo cuero, Mutschmann´s es tu lugar. Cuenta con habitaciones en la primera planta, mientras que la planta baja es una oscura zona de juegos, como es de rigor en todo bar de cruising, en el que hay cabida para todo tipo de acción. Entrar Mutschmann´s requiere seguir cierto dress code (cuero, uniformes…) y celebra su fiesta nudista los jueves. Para los más curiosos que no cuentan con fondo de armario para estas ocasiones, los miércoles tienen una política de admisión más permisiva.

 

New Action


Un clásico de las escena gay berlinesa que abrió sus puertas en los 80 en el corazón de Schönenberg. Se ha convertido en el bar de cruising gay de Berlín favorito de los fetichistas, desde el cuero y el látex hasta los uniformes. Recientemente reformado, el local cuenta con dos barras, rincones discretos y, como no podía ser de otra manera, con un enorme cuarto oscuro. Los miércoles organiza fiesta nudista. El lugar perfecto para los que buscan todo tipo de diversión (y contraindicado para los más tímidos).

 

Triebwerk


El alternativo barrio de Kreuzberg acoge el Triebwerk, un bar de cruising gay de Berlín que es toda una institución entre los fetichistas. Además de su bar, cuenta con un extenso cuarto oscuro, cabinas, cruz de San Andrés y una enorme pantalla de vídeo. Prepárate para dejarlo casi todo en su puerta para disfrutarlo,  y cuando decimos casi todo es porque a lo sumo entrar conservar tu ropa interior…

 

Lab-oratory (Berghain)


En rigor, no se trata de un bar de cruising gay de Berlín, sino más bien de… ¡una discoteca! Ya comentábamos al inicio que la capital alemana es pionera en estas lides, por lo que no es de extrañar que hayan unido el concepto de discoteca con el de locales de cruising. Buena música, animación a tope y una zona reservada para poder seguir pasándoselo bien, sea con alguien a quién acabas de conocer en la barra, sea encontrando a alguien a tientas en alguna de sus numerosas zonas de juegos. Esta fiesta se celebra en la famosa discoteca Berghain y se ha convertido en el evento de cruising gay más popular de la ciudad. El antiguo edificio industrial acoge a cientos de chicos, atléticos y musculados, jóvenes o maduros.  Muchos de ellos de buen ver y todos con ganas de divertirse con algo más que con la música.