«

Bares Gays en Berlín

Berlín ya era bohemio durante los años 20 y 30 del siglo pasado. Artistas de todo el continente deambulaban por sus calles y en barrios como el de Mitte y sus cafés se convirtieron en un destino popular entre el público homosexual de la época. Con los años surgió Schoneberg, el primer barrio gay de la ciudad que aún hoy sigue albergando el mayor número de bares gay de Berlín. Sin embargo, durante los últimos años, otros barrios, especialmente Kreuzberg, han visto cómo florecían nuevos bares de ambiente entre sus calles. El resultado es que en Berlín puedes encontrar bares gay para todos los gustos. Aquí tenéis una muestra:

 

Neues Ufer

 Se trata de uno de los bares gays de Berlín más veteranos y, según cuentan, uno de los lugares favoritos de David Bowie durante el tiempo en que el artista británico residió en la capital alemana. Dan fe de ello las numerosas fotografías de los 70 que decoran el lugar. Quizá se sintiera atraído por la atmósfera acogedora que muchos le atribuyen al Neues Ufer .Es una visita obligada dentro de la escena gay berlinesa, un lugar en el que tomarse un café que rezume historia.

Blond

Con aspecto de bar de barrio, Blond atrae a un buen número de jóvenes de todas las tendencias. El ambiente amigable, joven y divertido del local, lo convierten en un lugar concurrido a todas horas del día, desde el desayuno hasta bien entrada la madrugada. A aquellos a los que no les gusten demasiado los duelos de egos y micrófonos, les recomendamos evitar la noche de Karaoke de los martes.

Prinzknecht

Decorado con gusto, con música house y dance/pop, y un ambiente relajado y agradable, Prinzknecht es uno de los bares gay de Berlín con una clientela más variada. Locales que conocen a turistas, maduros que ligan con chicos de mediana edad…acuden a Prinzknecht a disfrutar de una copa (y de su cuarto oscuro).

Redgold1

En el corazón de Schoneberg encontramos este bar de estilo ochentero donde suenan éxitos de ayer y de siempre, un auténtico homenaje a esa vieja escuela que adora los vinilos y los años de ABBA y Donna Summer. Sin lugar a dudas, se trata de uno de los bares de Berlín con más personalidad. Un lugar siempre concurrido y especialmente popular entre los turistas.

 

Café Melitta Sundström

Es muy popular entre los estudiantes durante la mañana, quizá por servir café decente o quizá por estar lleno de estanterías de libros. Durante la noche su popularidad no decae y está lleno de gays y lesbianas que prefieren Kreuzberg (barrio gay incipiente) a Schoneberg, del que muchos dicen que es víctima de la gentrificación. Es el lugar ideal para los que busquen entre los bares gay de Berlín alguno con un toque hipster y alternativo.

 

Barbie Deinhoff’s

Este local es igual de diverso que el barrio que lo acoge. Es muy popular entre el público joven, tanto gay como hetero, y está especialmente concurrido durante la tarde/noche. Cuenta con DJs locales para amenizar las copas y llama la atención por lo particular de su decoración, que incluye unas cuantas Barbies.

Zum Schmutzigen Hobby

Uno de los bares gays de Berlín más alternativos es también de los más populares (sobretodo entre modernos). A pesar de lo que pueda parecer,  el ambiente es muy relajado y menos pretencioso de lo que pudiera esperarse.  Su variado público cuenta con hipsters, gays, un buen número de turistas, transexuales e incluso alguna que otra celebridad.

 

Betty F***

Betty F*** es uno de los locales favoritos de hipsters, transexuales, amantes de la moda y cualquier otra tendencia que puedas imaginar dentro de la comunidad homosexual o cercano a ella. Se trata de una pequeña planta baja, muy concurrida sobre todo los fines de semana, con noches temáticas y entretenimiento trans. Se encuentra en Mitte, una zona que, según cuenta, ¡ya congregaba en sus bares y cafés al público gay de hace un siglo!