«

»

Discotecas Gay en Madrid

Discotecas-Gay-Madrid-Sala-Cool

En algunos medios se puso de moda, hace unos años, referirse a Madrid como “la ciudad que nunca duerme” y este apelativo se convirtió en carta de presentación de la capital española. Madrid contaba con una vida nocturna envidiable durante los 80 y, si bien parece que en los 90 vive un cierto estancamiento, el cambio de siglo le sienta genial y la noche madrileña se revitaliza. A principios del 2000, la economía de Madrid crece a velocidad de crucero y su población aumenta a pasos agigantados. La capital española atrae a numerosos jóvenes del resto de España (estudiantes y trabajadores) y también del extranjero, especialmente de latinoamérica. Al mismo tiempo de Chueca se consolida como barrio gay de Madrid. Con estos ingredientes no es de extrañar que la vida nocturna madrileña lleve años en plena ebullición, con miles de jóvenes disfrutando de numerosos bares y de las discotecas gay de Madrid. A continuación te presentamos algunas de las discotecas gay de Madrid más animadas, para que tú tampoco duermas cuando la visites:

Discotecas-Gay-Madrid

COOL
Desde que abrió sus puertas, la sala Cool se convirtió en una de las discotecas gay de Madrid con más tirón. La buena música y unas instalaciones que nada tienen que ver con ninguna otra discoteca de la ciudad, atraen a un numeroso público gay (como LoL gay Party). Después de permanecer un tiempo cerrada, ha vuelto a abrir sus puertas y organiza varias fiestas dirigidas al público gay. Aunque van todo tipo de chicos, suelen abundar los chicos de gimnasio sin camiseta.

POLANA
Quizás Polana no sea la más trendy de las discotecas gay de Madrid. No por falta de público gay, pues de eso no le falta (aunque es abiertamente hetero friendly), sino por alejarse de los clichés que solemos atribuir a los locales de ambiente más en boga (tíos de gimnasio, decoración súper chic…). En Polana no encontrarás a musculados sin camiseta, ni tampoco te moverás a ritmo de música electrónica. Sin embargo, es una de las discotecas gay más concurridas de Chueca, un final de noche para muchos, donde la edad no importa. La música es bailable y agradable, y el buen ambiente impera por doquier.

Discotecas-Gay-Madrid-Polana

LONG PLAY
Long Play es una de las discotecas gay de Madrid más concurridas por los más jóvenes. La música de la sala principal es un tanto Los 40 Principales: perfecta para los que gustan de música comercial y alergénica para los amantes de lo Indie. En la planta superior, en cambio, suena música house y electrónica, además de contar con Gogos.

BAILA CARIÑO
Una de las discotecas gay de Madrid más nuevas y frescas. Baila Cariño cuenta con dos plantas en las que puede sonar de todo. La decoración, aunque pueda parecer recargada, le da un toque muy personal al local. Al estar fuera del circuito habitual de discotecas de Madrid y contar con una clientela de lo más variada, Baila Cariño es una de las ofertas más frescas de la capital.

Discotecas-Gay-Madrid-Baila-Cariño

LA BOITE
La Boite es una de las discotecas Gay de Madrid más activas. No en vano, su agenda de actividades deja poco lugar a los huecos: teatro, flamenco, sesiones DJ… Atrae a un público igual de variado que su agenda, lo mismo jóvenes que maduros o gays que heteros. La Boite es, sin duda un pequeño oasis con aire ochentero en el que nunca aburrirse.

STUDIO 54
En el corazón de Chueca, Studio 54 es una de las discotecas gay de Madrid más populares entre el público de mediana edad, sobre todo si llevan camiseta ajustada y marcan músculo. Está a pocos metros del bar Liquid y atrae a un público similar. Suele tener Djs invitados, que pinchan house comercial. Tiene una estética muy cuidada y, además de público gay, cuenta también con heteros y heterocuriosos

Discotecas-Gay-Madrid-La-Boite