«

»

Top 10 lesbianas de ficción – ¡que no mueren!

Seamos sinceras: ser lesbiana y encontrar series y películas de temática lésbica en el que no muera nadie es todo un reto. Hemos llegado a un punto en el que parece que si una película presenta una lesbiana de ficción y ésta no muere, el mundo cinematográfico no puede seguir girando.

Entendemos que en algunos casos, la muerte es una parte ineludible de la historia, especialmente en películas que tratan sobre dura realidad a la que muchas lesbianas se enfrentan cada día en todo el mundo. Pero en la gran mayoría de los casos, a las lesbianas de ficción les matan porque sí, porque no les apetece tenerlas en las series y películas o no se les ocurren formas alternativas de terminar sus historias.

¿Alguien recuerda [SPOILER ALERT] el destino cruel que sufre Paulie, el personaje interpretado por Piper Perabo en El Último Suspiro? ¿Y qué me decís de Tara Maclay en Buffy la Cazavampiros? ¿Y de Silvia en Los Hombres de Paco, Naomi en Skins, o incluso Xena, la princesa guerrera? ¡Si es que nos matan hasta a la realeza! Con tanto disgusto, las lesbianas de ficción y las de la vida real no damos para más.

Por eso y para celebrar que hoy es el día de la Visibilidad Lésbica, desde Rainbow Gay Tours hemos querido traeros una lista de los que, creemos, son las 10 lesbianas de ficción más interesantes de la pequeña y gran pantalla, con el factor común de que ninguna de ellas muere en la ficción. Además, hemos querido centrarnos exclusivamente en personajes que son menos conocidos o cuyas series y películas todavía no tienen demasiada popularidad en el colectivo LGTBI.

Aparta los clínex y coge las palomitas, ¡que estas lesbianas de ficción no te van a hacer llorar!

 

10. Agnes, de Fucking Åmål

Fuente: http://78.media.tumblr.com/7087a1229adbe51b9f3531c5bfb4f086/tumblr_mf212vxxDm1qc1ty1o1_500.png

Arrancamos la lista con Agnes Ahlberg, el personaje interpretado por una jovencísima Rebecka Liljeberg en la producción sueca de 1998 Fucking Åmål. Agnes es una adolescente lesbiana de 16 años que reside en un pueblo pequeño y aburrido, donde también vive Elin, su compañera de clase popular y heterosexual que la tiene enamorada.

Este largometraje sueco de bajo presupuesto no está carente de bollodrama, pero hemos querido incluirlo en la lista para todas las Agnes de la vida real que todavía esperan, en sus pueblos pequeños, a dar el salto y salir del armario. Como para Agnes, nuestras historias también pueden tener final feliz.

 

9. Santana (y Brittany) de Glee

Fuente: http://es.glee.wikia.com/wiki/Archivo:Santana_y_Brittany_en_Vitamin_D.png

Glee arrastra polémica LGTBI desde sus inicios. Los productores y guionistas de esta serie estadounidense se esforzaron durante mucho tiempo en complacer a los sectores más conservadores de su audiencia, que veían en Glee un paraíso de gominola y algodón de azúcar en el que la homosexualidad brillaba por su ausencia.

Sin embargo, el fandom lésbico de Glee, que giraba en torno a las dos lesbianas de ficción de la serie, Santana y Brittany, hizo presión en las redes sociales para cambiar el destino de su historia. Esto es especialmente notable si tenemos en cuenta que, por aquella época, aún no se había popularizado la práctica de utilizar las redes sociales para hacer presión y cambiar el desenlace de las historias de ficción.

Al final, los guionistas decidieron complacer a su audiencia LGTBI y concederles una escena que a priori parecía utópica: la boda entre Brittany y Santana. Sólo por lo mucho que pelearon las fans lesbianas de Glee, Santana y Brittany se merecen un puesto en esta lista.

 

8. Carmen de El Calentito

Fuente: https://www.lahiguera.net/cinemania/actores/ruth_diaz/fotos/1823/

El único personaje español en nuestra lista de lesbianas de ficción es Carmen, interpretada por Ruth Díaz en la película española de 2005 El Calentito. En este largometraje, Carmen es una de las integrantes originales del grupo punk “Las Siux”, que se encuentra a punto de dar su primer concierto en el Madrid “destapado” de 1981. El lesbianismo de Carmen no es lo más importante del personaje, y eso es algo que hay que agradecer.

Si conoces “la movida madrileña” o si este movimiento cultural del Madrid postfranquista te interesa, no dejes de mirar la película. La protagonista del film es Verónica Sánchez, la actriz que saltó a la fama interpretando a Eva en Los Serrano, y eso ya de por sí debería ser suficiente motivo para verla. 😛

 

7. Boo de Orange is the New Black

Fuente: http://www.rirca.es/wp-content/uploads/2017/01/boo-cita-con-Penn.gif

Vale, vale, lo admitimos. Orange is the New Black no puede clasificarse especialmente como “serie desconocida para el público LGTBI”, y sabemos que hay bastante drama, además de alguna que otra muerte colocada con calzador, pero es una de las series con más personajes lésbicos de la actualidad, y no podíamos dejar de incluirla en esta lista. En Orange hay muchas lesbianas para elegir, pero nosotras nos quedamos con Big Boo, el personaje interpretado por Lea DeLaria, una de las butch más influyentes de la escena cinematográfica actual.

Big Boo es un personaje completo, con muchas facetas diferentes, que experimenta con su género y que adopta actitudes maternales con otras presas de la serie. A pesar de ser un personaje en el que no muchas piensan cuando hablan de Orange (fans de Alex Vause, os miro a vosotras), Big Boo es sin duda un personaje imprescindible y refrescante para la serie, y por eso tiene un espacio especial en nuestros corazones.

 

6. Joan Jett de The Runaways

Fuente: http://images6.fanpop.com/image/photos/34800000/Kristen-the-runaways-movie-34801553-500-254.png

¡Las películas biográficas son lo más! No sólo descubres una historia nueva e interesante, sino que además averiguas qué personas públicas tienen tendencias homosexuales, bisexuales, pansexuales, etcétera. Este es el caso de Joan Jett, la cantante ochentera que saltó a la fama con el sencillo “I love Rock&Roll” mucho antes de que Britney Spears lo versionara.

The Runaways cuenta la experiencia de Jett, interpretada por nuestra vampira preferida, Kirsten Stewart, en su primer grupo musical cuando todavía era una adolescente. Cabe destacar que Stewart empezó a rodar Runaways mucho antes de salir del armario y cuando todavía se encontraba rodando el final de Crepúsculo, y tuvo que cortarse el pelo por exigencias del guión. Como consecuencia, en las últimas entregas de la saga Crepúsculo, Stewart llevaba una peluca para seguir interpretando a Bella (Cullen).

En caso de que todavía no hayamos conseguido convenceros para ver esta película, también os comentamos que la actriz co-protagonista y que interpretaba a la amante de Jett, Cherrie Currie, es ni más ni menos que Dakota Fanning, la (ya no tan) niña prodigio de películas como Yo soy Sam o La guerra de los mundos. ¡Luego no digáis que no os avisamos!

 

5. Nomi (y Amanita) de Sense8

Fuente: http://sense8united.com/interactive/ship-our-couples/nomi-amanita-nominita/

Existen pocas series y películas en la actualidad tan increíblemente inclusivas como la producción Sense8, de las hermanas Wachowski. Esta serie de Netflix, cuyo último episodio vio la luz el 8 de junio de 2018, ha conquistado a una audiencia de lo más diversa. ¡Es que lo tiene todo! En Sense8 encontramos una historia de ciencia ficción con personajes de los cinco continentes, con identidades sexuales y de género de lo más diversas, y con un delicioso ambiente queer que lo rodea todo.

Dentro de este panorama encontramos a Nomi y Amanita, unas lesbianas de ficción de esas que pasarán a la historia, y que dentro de unos años recordaremos tan bien como a Shane y Carmen de The L Word. Nomi, interpretada por la fantástica Jamie Clayton, forma parte del universo de los “sensates”, ocho humanos conectados por conexión límbica, y su pareja Amanita, interpretada por una no tan desconocida Freema Agyeman, es la compañera perfecta para sus aventuras surrealistas.

Esta macroproducción de Netflix ha tenido que ser cancelada por la inviabilidad de sus costes (y es que se rodó, literalmente, en los cinco continentes), pero en sus escasas dos temporadas ya ha conseguido asentarse sin lugar a dudas como uno de los mayores iconos del cine queer actual. Si todavía no la has visto, recógete la franela y corre a Netflix a verla. ¡No te va a decepcionar!

 

4. Kate de Everything Sucks

Fuente: https://www.themarysue.com/netflixs-everything-sucks/

Everything Sucks es otra de las nuevas series de Netflix, esta vez, ambientada en la década de los 90. En ella encontramos a Kate Messner, interpretada por Peyton Kennedy, una adolescente introvertida y “armarizada” que para más inri es hija del director de su colegio.

Kate, como muchas de nosotras, inicia su recorrido romántico de la mano de un chico que además es protagonista de la serie, Luke O’Neil, interpretado por Jahi Di’Allo. Sin embargo, Kate pronto descubre que sus intereses románticos no encajan con esta relación heterosexual en la que está sumergida, y abandona a Luke para bailarle el agua a Emaline, la “popu” del club de teatro.

La serie en sí no está exenta de polémica, ya que la diferencia de edad de las actrices (Peyton Kennedy tiene 14 años, 6 menos que su compañera de reparto Sydney Sweeney, que interpreta a Emaline), pero está en uno de los puestos más altos de nuestra lista por la belleza de sus imágenes, su maravillosa banda sonora, y porque, para qué mentir, nos encantan los 90.

Actualización: En junio de 2018, Netflix anunció que no renovaría la serie para una segunda temporada, aunque las razones de esta decisión no han trascendido al público. ¿Tendrá algo que ver con la polémica de la edad de Peyton? Juzgad vosotras mismas. 

 

3. Annalise de Cómo Defender a un Asesino

Fuente: https://www.theodysseyonline.com/life-quotes-annalise-keating

¡Se nos ha colado una bisexual en la lista! ¡Y en el top 3 nada menos! Annalise Keating es la protagonista indiscutible de Cómo defender a un asesino, la serie estadounidense de la cadena ABC. Keating aparece interpretada por la increíblemente carismática Viola Davis, ganadora de un Globo de Oro, un Oscar, un Emmy, y cinco premios del Sindicato de Actores, entre otros.

Annalise Keating, en Cómo defender a un asesino, es una abogada y profesora de derecho especializada en defender en el banquillo de los acusados, y sus técnicas a menudo tan poco convencionales enganchan desde el primer episodio. No os esperéis un Ally McBeal, aquí el salseo romántico heterosexual y la ligereza de McBeal brillan por su ausencia, dejando una serie de abogacía mucho más oscura e intrincada de lo que pudiera parecer a simple vista.

Si te gustan las series intensas, con mucha acción, mucho misterio, y muchos flashbacks en el tiempo, en Cómo defender a un asesino encontrarás todo lo que buscas, pero ¡cuidado! ¡Que engancha!

 

2. Yara Greyjoy de Juego de Tronos

Fuente: http://www.t13.cl/noticia/tendencias/espectaculos/game-of-thrones-gemma-whelan-casi-fue-despedida-antes-debutar-rol-yara-greyjoy

Juego de Tronos es una de esas series en las que no esperas que haya personajes LGTBI. Con una producción y un guión de lo más heterosexuales, parece que no hay cabida para personajes gays y mucho menos lesbianas de ficción.

Si a estas alturas aún no has visto Juego de Tronos porque creías que no tenía nada que pudiera interesarte, venimos a hacerte cambiar de opinión. En Juego de Tronos encontrarás muchas relaciones heterosexuales, sí, además de una visión patriarcal que lo impregna todo y ha provocado que muchas de las actrices emitieran quejas por tener que desnudarse en un episodio sí y otro también.

Todas estas críticas son legítimas y nosotras también las apoyamos, pero hay un pequeño factor a tener en cuenta. El factor se llama Yara Greyjoy, es guerrera y heredera de la casa Greyjoy, y, por qué no decirlo, reparte hostias como panes. Además, nuestra querida Yara, interpretada por Gemma Whelan, es una ferviente amante de las mujeres, algo que descubrimos bien entrada la serie.

Si todavía no has encontrado motivos suficientes para ver esta macroproducción fantástica, y si la Khaleesi o Cersei Lannister no te convencen, al menos esperamos que la heredera de la Isla del Hierro te devuelva la ilusión por la fantasía medieval. ¡Con nosotras desde luego lo ha conseguido!

 

1. Elena de One Day at a Time

Fuente: https://hayunalesbianaenmisopa.com/2017/06/02/one-day-at-a-time-la-preciosa-historia-de-elena-alvarez-spoilers/

El puesto número 1 de nuestra lista está dedicado ni más ni menos que a Elena Álvarez, hija de Penélope Álvarez, la protagonista de la sitcom latina de Netflix Un día a la vez en castellano o One day at a time en el original anglosajón. Elena, interpretada por la actriz colombiana Isabella Gómez, es una adolescente que se encuentra en plena etapa de descubrimiento sexual. Además de ser increíblemente inteligente, Elena construye, a medida que avanza la serie, su verdadera personalidad, y pasa por todas las etapas por las que muchas de nosotras hemos pasado.

Si te interesa descubrir una de las comedias más refrescantes de Netflix mientras revives parte de tu pasado de “bollibaby”, no puedes dejar de ver esta serie. Elena, a pesar de no ser la protagonista de esta serie, tiene un papel central que ha permitido lucirse a Gómez, a quien ya recordábamos de alguna que otra aparición esporádica en Modern Family. No queremos desvelaros muchas más claves de la trama y los personajes de esta serie, así que si este post ha llamado vuestra atención, os animamos a que busquéis esta serie y os pongáis a verla ya.

Para terminar de convenceros, os dejamos con una de nuestras citas célebres preferidas de Elena:

¿Por qué Buffy es tan genial? ¡Si sólo es una alegoría de la fuerza que tienen que tener las mujeres para estar en una pelea constante con una sociedad opresiva, chupasangres y masculina!”.

One Day at a Time va a dar mucho que hablar, ¿quieres participar en la conversación?

 

Y si después de esta lista aún tienes ganas de más diversión LGTBI, ¿qué te parece la idea de hacer un tour exclusivamente con guías y participantes lesbianas por Barcelona? Visita nuestra web y contacta con nuestro equipo para saber más.

¡Feliz día de la Visibilidad Lésbica!